banner de prueba

EDICIÓN
IMPRESA

revista del mes de
titulo

Cómo integrar a los millenials, baby boomers y generación X en tu equipo de trabajo

Una dinámica de colaboración puede salvar a tu organización del distanciamiento de los trabajadores y de la baja productividad.

Cómo integrar a los millenials, baby boomers y generación X en tu equipo de trabajo

El ingreso de nuevas generaciones al mercado laboral ha acentuado la brecha que divide a los integrantes de los equipos de trabajo en las organizaciones. Esta situación representa un gran desafío para las empresas, pues con frecuencia surgen muchos conflictos por las diferencias de edad, experiencias, remuneraciones, expectativas y por el constante cambio que tienen los espacios de trabajo, que terminan afectando su cultura organizacional.

Independientemente de tener que identificar los motivadores intrínsecos para cada grupo de interés, es conveniente aplicar metodologías que permitan generar ambientes de trabajo sanos con una dinámica de colaboración entre los talentos y con mayor comprensión, cooperación y entendimiento.

Con estas cinco estrategias, Daniel Colombo, explica en el portal entrepreneur.com como podrás integrar a los millenials (23 a 41 años), baby boomers (56 a 72 años), generación X (42 a 55 años) y proximamente a los centennials (3 a 22 años).

Fomenta el diálogo

Se trata de un programa regular, idealmente cada quince días, en donde se involucre a todos los grupos de interés en espacios abiertos, sensibles y de contención. Se trata de ser parte de una puesta en común del estado actual hacia el estado deseado individual, del equipo y de la compañía; los desafíos y las brechas, focalizando en las oportunidades para lograr mayor cohesión, sentido, lealtad y propósito compartido. Un coach o un terapeuta organizacional con mucha experiencia en el abordaje de dinámicas grupales serían indispensables para conducir la facilitación del proceso.

Ofrece mentorías

Tomando en cuenta las diferencias generacionales, se implementará un programa anual de mentores internos. Las personas de más antigüedad en la organización podrán asistir, asesorar y ayudar a desarrollar talentos en los más jóvenes, y éstos, en pasarles herramientas y compartir su experiencia. Es una estrategia de mentoreo de doble vía (ida y vuelta) para acercar a las personas, que se transformen y desarrollen, a la par de contribuir con su desarrollo humano y profesional. Necesitará una coordinación en la implementación, que podría realizarla un representante de cada generación.

Apoyalos con tutores

A diferencia del mentoreo, el tutor asistirá a una y otra generación en la consecución de objetivos precisos en proyectos puntuales. La intención es que se realice una transferencia de conocimiento y experiencias en forma amena y grata para todos.

Desarrolla destrezas intergeneracionales

Varias compañías en las que intervengo con estas dinámicas han adoptado la estrategia de brindar workshops facilitados por miembros de la organización, y dirigidos a todos los segmentos, integrándolos en un mismo equipo. Cada quien hace aportes que puedan cambiar la perspectiva de las personas en sus vínculos y su impacto directo en los resultados. 

Haz que participen en la co-creación de proyectos

En algunas organizaciones tiene desconfianza para reunir personas con experiencias y conocimientos diferentes. Es altamente estimulante generar espacios de intercambio, por ejemplo, a través de encargar un proyecto determinado en un plazo fijo a un grupo de elite, que se encargará de encauzarlo y coordinarlo con las áreas primarias que deben ejecutarlo. Este equipo será intergeneracional y permitirá lograr acuerdos, negociar, aceptar las diferencias y flexibilizar paradigmas, entre otras conquistas posibles de lograr en un corto plazo y con resultados tangibles.


 

Compartir

Clasificá

  3/5 - 1 votantes

Sugerencias

Comentarios